Parece que el topónimo o nombre de Requena pueda provenir del latino “recesus” con significado de retirado o rincón, del que se añadiría el sufijo “-ena” con sentido de pertenencia o propiedad, lo que les daría un significado total de “lugar de la propiedad del rincón retirado”, y no el lugar del señorío o propiedad del señor como se ha dicho.

El término municipal de Requena de Campos es cortado en dos por el Canal de Castilla que riega todas estas tierras terracampinas. Requena fue villa de señorío de los famosos y ricas familias de los Rojas y de los Velasco, según la tradición “antes que Dios y las peñas, peñascos. Los Quirós eran Quirós y los Velasco, Velasco” y tal como reza el lema del escudo de armas de los Velasco.

Cuenta Requena, a la entrada de su casco urbano, con un típico y tradicional barrio de bodegas que fueron escavadas en la tierra. Parece probable que muy cerca de estas bodegas se levantara en su día una torre o mota de forma de castillo, aunque tan solo nos queda al respecto el nombre de una de sus calles.

Además esta villa dispone de un buen crucero de piedra, ubicado también a la entrada de la localidad, que lógicamente evoca al cercano Camino de Santiago. Cerca de su iglesia se puede admirar la restauración arquitectónica de algunas de sus casas tradicionales de esta zona de Tierra de Campos y un exquisito palomar que vierte agua a una única vertiente.

Requena de campos disponía de un total de 218 habitantes a mediados del siglo XIX, con 293 al iniciarse el XX, con 291 en 1930, con 197 en 1960, con tan solo 59 en 1991y con 37 en 2006.